Configuración recomendada para el menú de tu cámara – 1

Vamos a analizar menú por menú, punto por punto de tu cámara para aprender más sobre lo que hablamos en “Consejos básicos para fotógrafos principiantes“. Hablé del RAW y te recomendé leer el manual de instrucciones  (cosa que yo tampoco suelo hacer) para aprender a manejar tu cámara con los ojos cerrados y exprimir al máximo todas esas funciones por las que pagamos y muchos no llegan a usar o entender.

Analicemos el primer menú de una cámara Canon 600D. Los menús son muy parecidos entre unas gamas y otras, por lo que seguramente encontrarás estas opciones en el tuyo. Iré punto por punto, deteniéndome en los más importantes y configurándolos con las opciones recomendadas.

menu-canon-600d
Menú de una Canon 600D

1- Calidad:

Podremos elegir la calidad de nuestro archivo. JPG (nos da la opción de seleccionar los megapíxeles que se utilizarán en cada toma) o RAW, mi opción recomendada. En algunas cámaras te permite seleccionar RAW comprimido o sin perdida, pero como lo que quiero es la máxima calidad y flexibilidad posible, siempre elijo sin pérdida.

jpg-o-raw
Elegir entre JPG o RAW

Pros de disparar en RAW:

  • El RAW capta mucha más información que el JPG que luego podremos recuperar en el revelado.
  • Sin compresiones.
  • Sin pérdida de calidad.
  • Se creará un archivo flexible a la hora de editar la fotografía, podrás por ejemplo jugar con las sombras y luces siempre que hayas expuesto bien la escena.
  • Mayor control sobre tu imagen final.
  • Podrás solucionar errores después de la toma, en el revelado digital. No te recomiendo tener esta filosofía como costumbre, corres el riesgo de no preparar bien los detalles y ajustes de tu fotografía porque sabes que luego podrás arreglarlo y no siempre será así. Ni te imaginas el tiempo y la satisfacción que ganas llegando a casa con los deberes bien hechos.

Contras de disparar en RAW:

  • El procesador de tu cámara se resentirá en el modo ráfaga, ya que un archivo RAW es más pesado y no podrá fotografiar a la misma velocidad que con un JPG. Por ejemplo, si tu cámara en JPG dispara 6 fotos por segundo en RAW disparará 3.
  • Necesitarás más espacio en tu tarjeta de memoria.
  • Tendrás que revelar tu fotografía más tarde en programas como Lightroom, ya que la imagen saldrá plana en cuanto colores, contrastes, nitidez, etc.

Como ves, los contras desde mi punto de vista son bastante ridículos. Si usas mucho el modo ráfaga porque te dedicas a la fotografía de acción o de fauna seguramente acabes comprando una cámara tipo Canon 7d con ráfagas de hasta 10 fotogramas por segundo, que con la salida de su hermana mayor la Canon 7D Mark II, tiene ahora un precio interesante.

Con el tiempo tendrás varias tarjetas de memoria de gran capacidad y por último además, te gustará editar tus fotos para conseguir una captura fiel o un revelado más creativo.

biblioteca fotográfica

2- Aviso sonoro:

Te permitirá activar o desactivar el pitido que indica que la cámara ha enfocado en el punto que has seleccionado. Personalmente me gusta llevarlo desactivado, paso más desapercibido mientras practico fotografía callejera, en la naturaleza soy menos ruidoso y estoy más relajado, no me llevo muy bien con los pitidos 🙂

Consejo: Cuando enfoques automáticamente, fíjate como los puntos de enfoque que ves por el visor, se encienden de color rojo para avisarte de que tu selección ya está enfocada. Si te acostumbras a enfocar mediante los puntos de enfoque podrás prescindir del aviso sonoro, para más adelante fiarte de tu ojo y usar el enfoque manual. En según qué casos siempre será más fiable que el enfoque automático, como por ejemplo, enfocar a zonas mal iluminadas donde el enfoque automático suele volverse loco.

3- Disparar sin tarjeta

Te recomiendo urgentemente que desactives esta opción. Su función es la de avisarte cuando dispares y no tengas una tarjeta de memoria insertada. Si no la desactivas, te permitirá fotografiar hasta que te des cuenta de que falta lo más importante. 

Recuerdo al principio del proyecto 365, un día que salí a fotografiar a unos 60km de casa bastante ilusionado. No contaba con mucho tiempo, por lo que nada más llegar elegí rápidamente el ángulo, aseguré el trípode y monté el objetivo que iba a usar. Al pulsar el disparador por primera vez, comprobé gracias a esta opción que me había dejado la tarjeta insertada en el ordenador el día anterior. Te puedes imaginar mi cara en ese momento, pero peor hubiese sido estar pasando frío, ilusionarme aún más con el resultado para luego no llevarme a casa nada.

La única solución fue tomarme un café viendo el atardecer que fui a fotografiar con un buen croissant, la comida en estos casos levanta el ánimo. Desde ese día llevo una tarjeta de memoria de emergencia en la cartera y el resto en la mochila.

4- Revisión de imágenes:

El tiempo que se mostrará la fotografía en tu pantalla justo después de hacerla. Puedes desactivarlo, elegir los segundos o retenerla en pantalla hasta que pulses un botón.

5- Corrección de iluminación periférica.

Corrige los bordes viñeteados u oscurecidos. Hay objetivos de no muy buena calidad que en diafragmas muy abiertos pueden viñetear, activando esta opción reduciremos ese viñeteado. Este tipo de problemas se pueden solucionar manualmente cerrando más el diafragma hasta puntos como f8 o f11, donde la mayoría de objetivos dan su máximo rendimiento (punto dulce). Yo siempre lo tengo desactivado, pero si has notado este problema en tus imágenes actívalo.

6- Reducción de ojos rojos.

Esta opción disparará un flash o varios flashes cortos antes de hacer la foto, con el fin de cerrar las pupilas y evitar los ojos rojos, problema que ocurre en lugares poco iluminados.

Truco: Si quieres solucionarlo sin recurrir a esta opción, indica a la persona que va a ser fotografiada que mire antes a una fuente de luz intensa.

7- Control del flash.

Podremos activar y desactivar el flash, elegir el tipo de medición E-TTL (mide la luz ambiente para configurar la potencia del flash correcta junto a tus ajustes seleccionados), ajustar el flash incorporado o el externo si existiese.

 

En la próxima entrada veremos el segundo menú y configuraremos la compensación de exposición, luminosidad, modos de medición o la configuración recomendada del estilo de imagen, uno de los puntos más importantes de nuestra configuración. Suscríbete para recibir las entradas al correo electrónico o material exclusivo de utilidad para tus imágenes.

 

Ahora, te recomiendo echarle un vistazo a los siguientes artículos para “configurar tu cámara”  o puede que encuentres algo que te ayude en tu día a día en “Material imprescindible para fotógrafos“.

icono-instagram-lisoTe invito a seguir mis aventuras en Instagram, si eres otro apasionado de esta red social nos vemos por allí.

Si te ha sido de utilidad este artículo, compártelo en tus redes sociales, me ayudarás mucho a seguir con el blog.

12 Comments

Leave a Response